. . .

Solo un tema ha logrado dejar un poco desplazado a la noticia del Covid-19, y es que desde el primer trimestre este tema no ha perdido relevancia, hasta que a principios de junio en los Estados Unidos de América un tema empezó a tomar relevancia, el racismo.

Y  esto ha sido un tema que ha afectado no solo a Norteamérica, sino que se ha extendido al resto del mundo, incluso con manifestaciones sociales en las ciudades más importantes, sin importarles a las personas el riesgo que concentraciones masivas significa para el contagio de Covid-19.

¿Todos somos racistas?

La verdad es que es de humanos inclinarnos por los que son iguales que nosotros, es una cuestión de solidaridad, y sí, todos somos iguales, sin importar tu origen y color de piel, razón por la cual en estos tiempos que vivimos, resulta un poco decadente para nuestra sociedad que aun el racismo este tan arraigado, pero lamentablemente es una realidad.

Pero aun así creo que el racismo es una cuestión cultural, y que muchas veces se ha utilizado para victimizar a ciertas sociedades y claramente se exagera un poco con esta situación, porque así como muchas personas de raza blanca hacen menos a los de raza negra, igual ocurre al contrario.

Es una cuestión cultural, y creo que de ambas partes hay que hacer un esfuerzo para resolver el tema, el cual evidentemente no se va a resolver de la noche a la mañana, y mientras siga existiendo intolerancia de ambas partes, será muy difícil resolver una situación como esta.

En que nos puede ayudar la cultura

Cuando revisamos las expresiones culturales de ambos pueblos, no damos cuenta como la raza afro descendientes de los Estados Unidos tiene muy marcado todo el maltrato que ha sufrido durante el pasado, y el hecho de que esto se trasmita de generación en generación ha hecho que la cultura racista de parte de los afro descendientes se mantenga viva, alimentando ese odio.

No se trata de borrar la historia, ciertamente hubo abusos de los blancos contra los venidos de África, pero se trata de perdonar, de saber que ahora somos un solo pueblo, que ahora los hombres del mundo sabemos cuál es el valor de cada ser humano y que nos respetamos todos, incluso eso implica vivir respetando las expresiones culturales de cada uno.

Si entendemos la cultura de cada quien, la respetamos, la valoramos, pro a la vez entendemos los derechos de cada quien y avanzamos en cuestión de saber que la vida vale muchos más que las diferencias raciales, ahí entenderemos que todos somos iguales.

No hay que forzar las cosas

Ahora resulta que hay una tendencia por forzar el hecho de dejar claro que no somos racistas, no hace más que poner en evidencia que si lo somos, porque no es algo natural, y lo que están haciendo muchas marcas comerciales, como retirar de sus productos imágenes de personas de color, hace que borremos la cultura, lo que somos, con lo que hemos crecido, y eso no está bien.

error: Content is protected !!