. . .

Aunque la mayoría del mundo aun se enfrenta a la pandemia del Covid-19., muchos países han logrado contener grandes brotes, y aunque la normalidad no es una realidad, muchas actividades se han retomado, pero con muchas restricciones, como lo son las actividades culturales.

Pero eso no significa que muchos gobiernos han tenido que suspender muchas actividades del sector cultural, incluso aquella que tienen cientos de años celebrándose, porque la realidad es que las actividades culturales implican la reunión de una gran cantidad de personas, y eso ahora, con la pandemia en pleno, no ha sido posible.

Muchas personas sin trabajo

Miles de personas en el mundo entero han tenido que dejar sus trabajos porque la pandemia les ha afectado,  y la mayoría ha recibido algún tipo de apoyo de las empresas o instituciones para las cuales laboran, pero este no es el caso de los trabajadores de la cultura, muchos de los cuales laboran de forma independiente.

Por ello muchos trabajadores culturales han tenido que enfrentarse al hecho de que ya no pueden vivir de lo que hacían, algunos trabajan en otras cosas, muchos ha encontrado la forma de seguir trabajando en lo que les gusta y otros, pues aun siguen esperando a que el sector cultura y el turismo se reactive para poder volver a vivir de lo que tanto les apasiona.

En algunos países han entendido la situación de estos trabajadores, ya que hay que recordar que la cultura y el turismo están íntimamente relacionados, y hay que entender que este sector está prácticamente paralizado en el mundo entero.

error: Content is protected !!