. . .

Ya está por terminar este año que ha sido totalmente atípico en cada aspecto de él.  La Pandemia por el Coronavirus desde que fue declarada como tal, ha sido la noticia principal en todas partes del mundo, y ha marcado la vida de todo el planeta.

Este año ha cambiado la forma en que trabajamos, la forma en que estudiamos, y hasta de cómo interactuamos entre familiares y amigos, y es que hasta ha cambiado la forma como hacemos algo tan trivial como es hacer las compras y solicitar servicios.

Hoy en día hacemos compras por internet, las compras en línea han aumentado exponencialmente en el mundo entero, tanto de víveres, como ropa, comida preparada, y hasta servicios como los de un cerrajero Manresa se han hecho a nivel virtual o en línea, simplemente puedes desde tu teléfono enseñarle lo que necesitas reparar y te pueden pasar el presupuesto de reparación en línea.

Y para esta Navidad, lamentablemente, aún el virus no ha desaparecido, y el mundo tendrá que adaptarse a esta “nueva normalidad” para las fiestas decembrinas.

Ya muchas agencias de la salud de diferentes países han dado sus recomendaciones en cuanto a las fiestas y celebraciones.  Entre esas recomendaciones se ha advertido de las reuniones con muchas personas, y sobre todo el cuidarse al sentarse a la mesa, tratar de que, las comidas compartidas en una misma mesa, se celebren con un número reducido de personas.

Pero no sólo las personas comunes y corrientes se han tenido que adaptar, y es que, hasta Papá Noel, o Santa, se ha tenido que adaptar para poder comunicarse con los niños.

Un Santa virtual

Un Papá Noel emprendedor se ha dado a sí mismo la misión de salvar la Navidad en España enviando mensajes en vídeo a los niños que no pueden conocer al hombre en persona este año por la pandemia de coronavirus.

«Pensamos en hacer Zoom, Skype y usar nuevas tecnologías ya que Santa no puede visitar las casas de los niños», dijo Héctor Fuentes, ataviado con el clásico traje rojo, barba blanca y sombrero de Papá Noel, o «Papá Noel» en español.

El animador infantil Fuentes, un chileno que vive en España desde hace una década, ha transformado un viejo contenedor marítimo en Leganés, al sur de Madrid, en un estudio de producción.

Graba mensajes personalizados con la ayuda de su hijo Andrés, que trabaja detrás de la cámara, y su colega Pilar Carrión, quien interpreta a su fiel compañero elfo.

Los padres pueden encontrar a Fuentes en las redes sociales y enviarle las cartas de sus hijos. Luego, él y Carrión filman una respuesta personalizada del propio Papa Noel.

“Cuando llegó la pandemia se cancelaron todos los eventos que teníamos … tuvimos que empezar de cero para reinventarnos”, dijo Carrión.

Hace unos días, una pequeña de tan sólo 3 años, se quedó paralizada de la emoción al ver en su televisor que Papa Noel le hablaba directamente a ella.

error: Content is protected !!