Estrategia de inversión

Estrategia de inversión

Fondos de inversión

Las estrategias de inversión son estrategias que ayudan a los inversores a elegir dónde y cómo invertir en función de la rentabilidad esperada, el apetito por el riesgo, el importe del corpus, las participaciones a largo y corto plazo, la edad de jubilación, la elección del sector, etc. Los inversores pueden elaborar sus planes de inversión en función de los objetivos y las metas que deseen alcanzar.
La estrategia pasiva consiste en comprar y mantener acciones y no negociar con frecuencia en ellas para evitar mayores costes de transacción. Creen que no pueden superar al mercado debido a su volatilidad, por lo que las estrategias pasivas tienden a ser menos arriesgadas. Por otro lado, las estrategias activas implican compras y ventas frecuentes. Creen que pueden superar al mercado y obtener más beneficios que un inversor medio.
Los inversores eligen el periodo de tenencia en función del valor que quieren crear en su cartera. Si los inversores creen que una empresa crecerá en los próximos años y que el valor intrínseco de una acción subirá, invertirán en esas empresas para aumentar el valor de su corpus. Esto también se conoce como inversión de crecimiento. Por otro lado, si los inversores creen que una empresa ofrecerá un buen valor en uno o dos años, optarán por mantenerla a corto plazo. El periodo de tenencia también depende de las preferencias de los inversores. Por ejemplo, en qué plazo quieren el dinero para, por ejemplo, comprar una casa, la educación de los hijos, los planes de jubilación, etc.

Estrategia de inversión contraria

Su estrategia de inversión es como su plan de juego para construir su cartera. Pero es muy importante que encuentres la más adecuada para tus objetivos y situación en la vida. Una persona de 25 años debería tener una estrategia diferente a la de una persona de 65 años.
Por lo general, dedicamos una buena cantidad de tiempo a planificar nuestro día de trabajo, unas vacaciones y la compra de un coche, pero a menudo olvidamos (o decidimos ignorar) el plan más importante de todos: trazar nuestra estrategia de inversión y el plan para envejecer y jubilarnos.
Invertir su dinero sin una estrategia de inversión es como si un equipo de fútbol entrara en un partido sin un libro de jugadas. Aunque no son necesarias, mejoran significativamente sus posibilidades de ganar. La creación de una estrategia de inversión debería ser su segundo paso después de aprender algunos de los aspectos básicos de la inversión en el mercado de valores, como la lectura de las cotizaciones de las acciones y la forma de comprarlas, así como otra información para “empezar” que se encuentra aquí.
Tener una estrategia de inversión es como tener un libro de instrucciones que le guíe a través del proceso de inversión. Le ayudará a descartar muchas inversiones potenciales que pueden tener un mal rendimiento a lo largo del tiempo o que no son adecuadas para los objetivos de inversión que quiere alcanzar.

Fondo de acciones

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
Lo mejor de las estrategias de inversión es que son flexibles. Si eliges una y no se adapta a tu tolerancia al riesgo o a tus horarios, seguro que puedes hacer cambios. Pero esté prevenido: hacerlo puede resultar caro. Cada compra conlleva una comisión. Y lo que es más importante, la venta de activos puede generar una ganancia de capital realizada. Estas ganancias están sujetas a impuestos y, por tanto, son caras.
A continuación, analizamos cuatro estrategias de inversión habituales que se adaptan a la mayoría de los inversores. Si se toma el tiempo necesario para entender las características de cada una, estará en mejor posición para elegir la que le convenga a largo plazo sin necesidad de incurrir en el gasto de cambiar de rumbo.

Fondo de bonos

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
Lo mejor de las estrategias de inversión es que son flexibles. Si eliges una y no se adapta a tu tolerancia al riesgo o a tus horarios, seguro que puedes hacer cambios. Pero esté prevenido: hacerlo puede resultar caro. Cada compra conlleva una comisión. Y lo que es más importante, la venta de activos puede generar una ganancia de capital realizada. Estas ganancias están sujetas a impuestos y, por tanto, son caras.
A continuación, analizamos cuatro estrategias de inversión habituales que se adaptan a la mayoría de los inversores. Si se toma el tiempo necesario para entender las características de cada una, estará en mejor posición para elegir la que le convenga a largo plazo sin necesidad de incurrir en el gasto de cambiar de rumbo.