Cadena de montaje

Cadena de montaje

Trabajador de la línea de montaje

Nuestro sistema de almacenamiento de puestos de trabajo avero puede diseñarse como un puesto de trabajo individual o combinarse para formar líneas de montaje. A medida de sus necesidades, planificamos su moderno sistema de montaje en línea recta, en forma de U, en círculo o para que se adapte exactamente a las circunstancias locales. El portapiezas se traslada de una estación a otra mediante vías de rodillos. Desde la recogida de los componentes hasta la inspección de la pieza, avero garantiza una alta calidad constante del producto. Los carros portapiezas y las estanterías FIFO aseguran una alimentación continua y garantizan un rápido suministro de material en la línea de montaje. Esto hace que avero sea el sistema ideal para el montaje de una amplia gama de productos con componentes que cambian con frecuencia. Como fabricante de puestos de trabajo de montaje, hemos adquirido una gran experiencia a lo largo de los años. Gracias a nuestros amplios conocimientos técnicos, garantizamos la planificación y el diseño óptimos de su sistema de montaje, en flujo de una pieza o de una sola pieza.

Tipos de línea de montaje

Las líneas de montaje son sistemas de fabricación en los que el trabajo en curso se desplaza de una estación a otra de forma secuencial. En cada estación de trabajo se añaden nuevas piezas o se realizan nuevos ensamblajes, dando como resultado un producto acabado al final.
El ensamblaje agilizó todo el proceso de fabricación al transportar los productos semiacabados de un proceso a otro. Esto supuso una enorme mejora respecto a los métodos anteriores, en los que las complejas rutas de producción y los procesos desconectados añadían complejidad a los ensamblajes.
Antes de la Revolución Industrial, los objetos solían ser fabricados de principio a fin por un solo artesano. Si un determinado conjunto requería 20 piezas y 30 pasos para su fabricación, un solo individuo trabajaba en el conjunto por orden, hasta producir un producto terminado.
En realidad, muchos fabricantes experimentaron con sistemas de cadena de montaje en el siglo XX. De hecho, se atribuye a Ransom Olds, uno de los primeros innovadores de la industria del automóvil, la invención del primer sistema de cadena de montaje de automóviles.

Significado de la cadena de montaje

Una línea de montaje es un proceso de fabricación (a menudo llamado montaje progresivo) en el que las piezas (normalmente piezas intercambiables) se añaden a medida que el conjunto semiacabado se mueve de estación de trabajo a estación de trabajo donde las piezas se añaden en secuencia hasta que se produce el conjunto final. Al trasladar mecánicamente las piezas al trabajo de ensamblaje y mover el ensamblaje semiacabado de estación de trabajo a estación de trabajo, se puede ensamblar un producto acabado más rápidamente y con menos mano de obra que haciendo que los trabajadores lleven las piezas a una pieza fija para su ensamblaje.
Las líneas de montaje están diseñadas para la organización secuencial de trabajadores, herramientas o máquinas y piezas. El movimiento de los trabajadores se minimiza en la medida de lo posible. Todas las piezas o conjuntos se manipulan mediante cintas transportadoras o vehículos motorizados, como carretillas elevadoras, o por gravedad, sin transporte manual. La elevación de cargas pesadas se realiza con máquinas como puentes grúa o carretillas elevadoras. Cada trabajador suele realizar una sola operación, a menos que se apliquen estrategias de rotación de puestos.

Línea de montaje henry ford

Los coches cambiaron la forma en que la gente vivía, trabajaba y disfrutaba del tiempo libre; sin embargo, lo que la mayoría de la gente no sabe es que el proceso de fabricación de los automóviles tuvo un impacto igualmente significativo en la industria. La creación de la cadena de montaje por parte de Henry Ford en su planta de Highland Park, introducida el 1 de diciembre de 1913, revolucionó la industria del automóvil y el concepto de fabricación en todo el mundo.
Henry Ford no era un recién llegado al negocio de la fabricación de automóviles. Construyó su primer coche, al que bautizó como “Quadricycle”, en 1896. En 1903 inauguró oficialmente la Ford Motor Company y cinco años más tarde lanzó el primer Modelo T.
Aunque el Modelo T fue el noveno modelo de automóvil que creó Ford, sería el primer modelo que alcanzaría una amplia popularidad. Incluso hoy en día, el Modelo T sigue siendo un icono de la todavía existente Ford Motor Company.
Henry Ford tenía el objetivo de fabricar automóviles para las multitudes. El Modelo T fue su respuesta a ese sueño; quería que fueran resistentes y baratos. En un esfuerzo por hacer el Modelo T barato al principio, Ford recortó las extravagancias y las opciones. Los compradores ni siquiera podían elegir un color de pintura; todos eran negros. Sin embargo, al final de la producción, los coches estarían disponibles en una amplia variedad de colores y con una gran variedad de carrocerías personalizadas.