Niños regando plantas para colorear

Niños regando plantas para colorear

Colorear las plantas

Algunas personas creen que la primavera es la época más maravillosa del año. Yo estoy de acuerdo. El clima cálido, el aire fresco, el SOL. No hay nada mejor que la simple alegría de estar al aire libre. La jardinería es una forma de apreciar esa alegría, devolviendo a la tierra lo que sacamos. Plantar un jardín es la forma que tiene la naturaleza de agradecernos. Empieza con pequeñas semillas y les da algunos cuidados y crecen y crecen y se convierten en flores para que las apreciemos y en alimentos para darnos vida. Cuando termines de salir, puedes seguir enseñando a tus hijos las alegrías de la jardinería, ¡a través de los colores! Imprime gratis nuestras páginas para colorear de jardines de verduras y flores. También tenemos páginas para colorear de flores para niños y algunas flores para adultos.

Experimento con plantas que cambian de color

Descargo de responsabilidad del contenido El contenido de este sitio web se proporciona únicamente con fines informativos. La información sobre una terapia, un servicio, un producto o un tratamiento no respalda en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico o de otro profesional sanitario registrado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía completa sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que busquen siempre el asesoramiento de un profesional de la salud registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Salud no asumirán ninguna responsabilidad por la confianza que cualquier usuario deposite en los materiales contenidos en este sitio web.

Regar las plantas con agua de color

Un tema habitual en mi práctica como entrenadora de padres, y en el método Montessori en general, es el de incluir a sus hijos en las tareas domésticas cotidianas siempre que sea posible. Hay mucho que ganar con estas actividades, y regar las plantas de interior no es una excepción.
El proceso puede comenzar mostrando a su hijo cómo identificar cuándo una planta necesita agua; pueden buscar juntos pistas como la tierra seca o las hojas resecas. Este aspecto tangible de la experiencia puede ayudarles a darse cuenta de que las plantas son seres vivos con necesidades específicas de supervivencia, al igual que los humanos y las mascotas de la familia.
A nivel superficial, esta actividad permitirá a tu hijo practicar su equilibrio y fortalecer su coordinación mano-ojo al inclinar la regadera para que el agua salga por su boquilla. En un nivel más profundo, puede abrir su forma de pensar sobre el mundo vivo que les rodea y el cuidado que empiezan a mostrar por su entorno, enseñándoles un nuevo lenguaje sobre las plantas en el proceso.

Experimento con plantas para colorear

Sus hijos observarán un sencillo experimento científico con flores que cambian de color. Es fácil de preparar y es una gran lección, especialmente para los niños de preescolar. Ayuda a los niños a aprender cómo las plantas absorben el agua a través de su tallo para nutrir la cabeza de la flor.    Se trata de una actividad científica tan clásica que a tus hijos les encantará. A mí me encantaba hacerla y ver los cambios que se producían en una hora.
Yo usé crisantemos, pero puedes usar cualquier flor blanca que tengas disponible. Obviamente, algunas flores pueden no absorber el agua tan bien como otras.    Para preparar esta actividad, simplemente utilicé una colección de tarros pequeños. Añadí 1/2 taza de agua limpia y 10 gotas de colorante alimentario en cada uno de los tarros. Rojo, amarillo, verde, azul y morado fueron los colores con los que hice el agua.
Te recomiendo que te asegures de que no quedan hojas en el tallo, ya que pueden enmohecerse en el agua, lo que reducirá el tiempo que puedes mantener esta actividad.      Coloca tus tarros en un lugar seguro que les dé un poco de luz natural. Nosotros los colocamos en el alféizar de la cocina.