Hasta los huesos rené castillo

Hasta los huesos rené castillo

Solo de flauta con down to the bone

La imagen de la muerte está por todas partes en México. No se puede ocultar. Es inevitable como… bueno… la muerte. Caminando por las calles de San Miguel de Allende o Guanajuana la semana pasada, figuras góticas chillonas te saludan desde innumerables escaparates. Se trata de un truco turístico decididamente capitalista, pero también de una tradición espiritual profundamente única que mantiene vivo el recuerdo de los que ya no están. No es algo que veamos mucho en otros países, especialmente en Estados Unidos y Canadá, donde tendemos a dejar de lado la muerte en un intento desesperado de negar su existencia. Aprecio la forma mexicana, el recordatorio constante de que en la vida también está la muerte. No hay que temerla. Hay que negarla. Hacerlo es una tontería. Hay que abrazarla y utilizarla para recordar lo especial que es estar vivo… lo increíblemente afortunados que somos por estar entre los que tienen la oportunidad de respirar.
Este ingenioso trabajo en stop motion de René Castillo sigue a un muerto recién acuñado y asustado en un club nocturno de ultratumba repleto de personas que ya no están. El tipo, que me recuerda un poco a los protagonistas de la última novela de George Saunder, Lincoln in the Bardo, sobre un grupo de muertos que se encuentran entre la vida y la muerte. Una especie de purgatorio. No estoy seguro de si este club de muertos es un purgatorio o un lugar permanente. Si es esto último, bueno, no es un mal lugar para terminar. Beber, cantar, reír. Podría ser peor. Sólo pregúntale a Dante.

Dj jay sander bei “ibiza russian night” am 20.07.19 in

Death. Y’all have to face it sooner or later. And more than just face it: accept it. Writer and Director René Castillo (also Producer, Editor, and Animator), brought us this tale of a man who may or may not have been wrongfully buried, but will have to accept his fate, whatever it may be.
During the 2002 cuadro event René Castillo won second place with his short film “Hasta los Huesos”. Second place was applauded by some, criticized by others who would have given him first place. The reality is that his short film has conquered the hearts of many people around the world and that René Castillo already owed us an interview. In the lobby of the Bella Epoca cinema we were able to talk with him about his technique and the life he gives to the microcosm of his short films.
Mexican animator Rene Castillo was confirmed yesterday as a Juror for ANIMA2011. The self-taught animation filmmaker, director of Sin Sostén and Hasta los Huesos, was enthusiastic about being part of the festival’s 6th edition.

Hasta los huesos solo parte 1

El corto de René Castillo de 2001 “Hasta los Huesos” podría verse como una secuela de “Sin Apoyo”, volviendo a visitar a nuestro protagonista después de los acontecimientos del primer corto. En una cantina de los bajos fondos, El Hombre lucha por aceptar su destino, mientras una bella intérprete de Catrina le canta suavemente.
Stop Motion Magazine es un recurso creado para que la comunidad de la animación encuentre las últimas noticias, los entresijos y los eventos especiales de todo el mundo. El sitio web sirve de puerta de entrada a la comunidad y la industria del stop motion. También ofrecemos un número trimestral impreso y digital que puede encontrarse en stopmoshop.com.

Hasta los huesos (2001) cortometraje (gen.: animación

René Castillo (1934 – 1967) fue un poeta y revolucionario guatemalteco. Otto René Castillo nació el 25 de abril de 1934. Era hijo de Juana de Dios Castillo Mérida, de quien heredó su personalidad y verborrea. Estas características le llevaron a ganar el título de Poeta Revolucionario de América. Castillo cursó sus estudios primarios en Quetzaltenango y posteriormente se trasladó a la ciudad de Guatemala para cursar la secundaria en el Instituto Nacional Central de Varones. En la República Democrática de Alemania, asistió a la Universidad de Leipzig. Se especializó en cinematografía, bajo la dirección de Jorvis Ivens, y se graduó con una maestría en Artes.
A los dieciocho años, comenzó su carrera escribiendo artículos para revistas juveniles. En 1953, el poeta Werner Ovalle López impartió un seminario llamado “La hora del domingo” y declaró a Castillo “joven digno” porque en esa época escribía artículos para diversas revistas. En su juventud, Castillo participó en la asociación de estudiantes y fue presidente de una organización juvenil llamada Partido del Trabajo de Guatemala. En 1954, durante la contrarrevolución proimperialista, este joven líder, junto con otros intelectuales democráticos, se exilió.