Anatomia de la letra

Anatomia de la letra

Sans-serif

La tipografía está profundamente arraigada en nuestras vidas: está en nuestros teléfonos, en los libros, en los sitios web, en los folletos de instrucciones e incluso en los expositores de las tiendas y en las paredes de la calle. No sólo transmite el mensaje, sino que también expresa diferentes estados de ánimo, atmósferas y emociones. Es una herramienta muy potente y multifuncional.    Sin embargo, aunque es un hueso duro de roer, no significa que haya que ser un diseñador profesional para manejarlo.
Aunque este campo de estudio es extenso y requiere conocimientos básicos de diseño y una atención meticulosa a los detalles más pequeños, para manejarlo con eficacia y beneficiarse de la elección de tipos, todo lo que hay que hacer es familiarizarse con la definición de tipografía y sus principios básicos.
Vamos a repasar todos los momentos clave, a desvelar lo esencial, a abordar los beneficios de una buena elección tipográfica, a defender la importancia de la tipografía e incluso a rellenar su juego de herramientas con algunas hermosas fuentes gratuitas ideales para los proyectos de este año.
Según la Wikipedia, la tipografía es el arte y la técnica de ordenar los tipos. Se aplica al estilo, la disposición y el aspecto de los símbolos, incluidas las letras y los dígitos. Su tarea consiste en hacer que el lenguaje escrito sea legible y atractivo. El estilo, la apariencia y la estructura de las fuentes son aspectos fundamentales del diseño tipográfico que se utilizan para suscitar determinadas emociones y transmitir mensajes específicos.

Anatomía de la letra q

Aunque las letras forman parte de nuestra vida cotidiana y las vemos escritas de millones de maneras, con diferentes tipos de letra y formas, somos muchos los que no conocemos realmente su anatomía. Aprender a nombrar correctamente cada una de sus partes es sólo una de las cosas que debemos tener en cuenta si queremos trabajar con ellas.
La altura de la mayúscula o capline es la altura de los caracteres de caja alta o mayúsculas. Siempre va desde la línea de base y, a veces, aunque no necesariamente, corresponde a la altura del ascendente.

Didone

Partes tipográficas de un glifo: 1) altura x; 2) línea ascendente; 3) vértice; 4) línea de base; 5) ascendente; 6) travesaño; 7) tallo; 8) serifa; 9) pata; 10) cazoleta; 11) contador; 12) cuello/enlace/cuello; 13) lazo; 14) oreja; 15) corbata; 16) barra horizontal; 17) brazo; 18) barra vertical; 19) altura de la tapa; 20) línea descendente.
Los trazos son los componentes de una forma de letra[4] Los trazos pueden ser rectos, como en k l v w x z, o curvos, como en c o s. Si son rectos, pueden ser horizontales, verticales o diagonales; si son curvos, abiertos o cerrados. Los tipógrafos también hablan de un trazo inicial, en el que se empieza a escribir la letra, como en la parte superior de c f, y de un trazo final, en el que se deja la pluma, como en la parte inferior de c e j k t y.[5].
Los tipos de letra nacen de la lucha entre las reglas y los resultados. Si se aprieta un cuadrado un 1%, se parecerá más a un cuadrado; para que parezca de la misma altura que un cuadrado, un círculo debe ser sensiblemente más alto. Los dos trazos de una X no tienen el mismo grosor, ni sus bordes paralelos son realmente paralelos; los tallos verticales de un alfabeto minúsculo son más finos que los de sus mayúsculas; el ascendente de una d no tiene la misma longitud que el descendente de una p, etc. Para la mente racional, el diseño tipográfico puede ser un juego enloquecedor de dibujar cosas diferentes para que parezcan iguales.

Ascender

La tipografía está profundamente arraigada en nuestras vidas: está en nuestros teléfonos, en los libros, en los sitios web, en los folletos de instrucciones e incluso en los expositores de las tiendas y en las paredes de la calle. No sólo transmite el mensaje, sino que también expresa diferentes estados de ánimo, atmósferas y emociones. Es una herramienta muy potente y multifuncional.    Sin embargo, aunque es un hueso duro de roer, no significa que haya que ser un diseñador profesional para manejarlo.
Aunque este campo de estudio es extenso y requiere conocimientos básicos de diseño y una atención meticulosa a los detalles más pequeños, para manejarlo con eficacia y beneficiarse de la elección de tipos, todo lo que hay que hacer es familiarizarse con la definición de tipografía y sus principios básicos.
Vamos a repasar todos los momentos clave, a desvelar lo esencial, a abordar los beneficios de una buena elección tipográfica, a defender la importancia de la tipografía e incluso a rellenar su juego de herramientas con algunas hermosas fuentes gratuitas ideales para los proyectos de este año.
Según la Wikipedia, la tipografía es el arte y la técnica de ordenar los tipos. Se aplica al estilo, la disposición y el aspecto de los símbolos, incluidas las letras y los dígitos. Su tarea consiste en hacer que el lenguaje escrito sea legible y atractivo. El estilo, la apariencia y la estructura de las fuentes son aspectos fundamentales del diseño tipográfico que se utilizan para suscitar determinadas emociones y transmitir mensajes específicos.